4 años más

Se detiene el tiempo cada cuatro años, la cita olímpica se acerca como una brisa refrescante para venideros días tan sofocantes.

Todo se vuelve alegría para los ciudadanos de países diferentes, los sistemas mas consumidores del planeta le dan un espacio para la gala deportiva. Todos televisan el festival pero muchos optan por estar en persona y sentir la adrenalina desencadenada por una emoción espectacular.

En Cuba se siente diferente, los afortunados son los deportistas, muchos son de confianza al gobierno, otros no, pero van por su resultado deportivo irrefutable para ser sustituidos. Los pobladores se aferran al televisor y se imaginan como seria estar ahí, hasta los mas fuertes económicamente con posibilidades, le es imposible planificar tan siquiera un viajecito de dos días al exterior.

Bueno nos comunican que tenemos el privilegio de no perdernos nada de dicho evento, se cubrirá todo televisivamente. Un regalo de la revolución, ¡migajas! Puro fango dado como chocolate a un niño de 4 años, nos quitan el derecho de elegir y lo que a uno le toca por derecho propio en Cuba el gobierno te lo da como obra de la revolución.

Nos están convirtiendo en títeres de carne y hueso, que poco a poco perdemos la razón, para estar simplemente como zombis en un mundo que nos ve, pero no somos capaces de mirarlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s